Ir al contenido principal

Premios Goya 2017

La alfombra roja que se instaló en el Madrid Marriot Audiotorium Hotel se empezó a llenar de cine y moda en la tarde del 4 de febrero para celebrar la 31º edición de los Premios Goya. 
El color blanco fue uno de los grandes protagonistas entre las invitadas a los que se sumó el rojo y el negro que se repitieron infinitas veces.
Sin grandes estilismos destacados os dejo como siempre algunos de los que más me gustaron. No esperéis todos en esta entrada porque no los encontraréis. He hecho una selección de aquellos que me han llamado la atención por algo en especial y he descartado los que no tienen cabida en este blog.
A grandes rasgos, creo que fue una noche sin grandes sorpresas en las que los diseñadores nacionales e internacionales estuvieron presentes a partes iguales. 
Comenzamos el repaso.


Sin duda, mi favorito de la noche fue el vestido rojo de inspiración griega de Alberta ferretti que lució Leonor Watling. Menos me gustó su recogido total de pelo hacia atrás pero al diseño plisado, sin mangas y con escote en uve no le pongo ninguna pega. Entre los complementos destacaba el espectacular collar joya. 


Otro de los vestidos que más me gustó fue el de Alexandra Jiménez diseñado por Santos Costura, en rosa palo con flores en relieve en la cintura y escote en pico. En esta ocasión también hubiera mejorado el peinado que a mi parecer le tapaba parte de la cara y la mirada.


Otra mujer de rojo. Ingrid García Jonsson, con un vestido sin mangas y escote en pico en la espalda de Sybilla, me pareció de las mejores vestidas de la noche. 



Para recoger su Goya a Mejor actriz revelación acudió muy sencilla Anna Castillo que vistió un diseño blanco segunda piel con cola y detalles florales a la cintura de Georges Hobeika Couture. Escogió llevar su pelo corto despeinado y un maquillaje natural con el que estaba muy favorecida.


Algo recargado veo el vestido negro de Daniele Carlotta que escogió Miriam Giovanelli, que incluía una voluminosa falda, transparencias, volantes pequeños a la cintura y manchas de color. Sin embargo, lo que me gustó de su elección fue el peinado con melena suelta y raya al medio y pendientes joya pegados.


No me gustó nada el vestido naranja de Lorenzo Caprile que lució Emma Suárez en su gran noche. Sin embargo, mención aparte merece la actriz que se llevó dos premios: Goya a Mejor actriz principal por Julieta y Mejor actriz de reparto por La próxima piel.


Un año más, Penélope Cruz era una de las invitadas más esperadas a la gala y una vez más optó por un vestido negro, en este caso de Versace Alta Costura, con escote asimétrico y cuello barco envolvente que incorporaba pedrería en el cuerpo y un recogido lateral a la cintura con raja que dejaba ver unas sandias minimal negras. Mi reacción al verla fue que iba espectacular en parte por el recogido bajo con flequillo ladeado que dejaba ver uno solo de sus pendientes largos. Completó el resultado con un color de labios oscuros que le daban un acabado muy favorecedor.


Espectacular también el vestido de brillantes con cola de Pronovias que lució Amaia Salamanca en el que parte del protagonismo se lo llevaba el escote en pico por delante y por detrás que dejaba ver un collar de Suárez. Cedió el protagonismo al diseño y optó por el pelo recogido en un moño alto de bailarina con algún mechón suelto y labios oscuros.



No me convenció del todo Michelle Jenner con este vestido blanco de Dior alta Costura con plisados pero quizás lo que menos me gustó fue el peinado con ondas de estilo vintage con raya al lado.


Otra de las protagonistas de la noche, Ana Belén, que recogió su Goya de Honor, lució para la ocasión un diseño de gasa de Del Pozo con un gran pliegue en el cuerpo.


Elena Ballesteros lució un vestido romántico de Monique Lhuillier con transparencias, bordados y gasa con cola.


Nieves Álvarez defendió un vestido creado expresamente para la ocasión por Stephane Rolland Hauter Couture que hubiera sido muy sencillo de no ser por la pluma blanca que salía del escote y que incluso estorbaba a la modelo en el movimiento de sus brazos. Optó por un maquillaje con ojos muy marcados, labios rojos y pendientes llamativos.


Toni Acosta arriesgó por partida doble en el color y diseño de este mono con cola de Alicia Rueda.


Carmen Machi con un vestido negro de mangas murciélago de Ulises mérida.


Hugo Silva se presentó con una perilla curiosa y un traje de tres piezas color berenjena.


Cayetana Guillén Cuervo lució un vestido joya con aplicaciones que hacían rombos y que acompañó con una coleta baja.


Alejandro Amenábar con un traje negro y corbata fina del mismo color.


Anne Igartiburu confió de nuevo en Lorenzco Caprile con este diseño de manga larga y cola en azul marino con pedrería que acompañó con un peinado efecto mojado que recogía toda su melena hacía atrás.


Asier Etxeandía optó por un esmoquin de Ana Locking con chaqueta cruzada con doble botonadura y pajarita blanca.


María Barranco escogió un vestido azul de espalda despejada y flores bordadas con cola.


El nominado Ricardo Gómez escogió completar su traje con pajarita negra y camisa blanca con botones negras.


Cristina Castaño eligió un vestido rojo de Versace con cinturón y franja plisada que caía desde un hombro hasta el suelo. Pintó sus labios del mismo color que la tela y lució un peinado con ondas y raya al lado con pendientes colgantes.


Adrián Lastra, que actuó durante la gala junto a Manuela Vellés, lució un esmoquin de Dsquared con chaqueta brillante.


Paula Echevarría escogió un vestido rojo de JV by Jorge Vázquez con cuerpo encorsetado de escote corazón, mangas semitransparentes y falda de gasa que nacía de los laterales a la altura de la cadera. A mi parecer, Paula no sorprendió con esta elección que acompañó con melena suelta con ondas y raya al lado, labios rojos a juego con el vestido y nos llamativos pendientes en tres ejes de color verde.


Javier Pereira llevó una pajarita estampada.


Juan Antonio Bayona fue el más emocionado de la noche y no es para menos pues su película Un monstruo viene a verme se hizo con nueve Goyas entre ellos el de Mejor dirección.


Otro de los triunfadores fue Raúl Arévalo cuya película Tarde para la ira se llevó el primero y el último premio de la noche: Mejor director novel y el más esperado de la gala, Mejor película. Lució un esmoquin de Dior y zapatos de Dior Homme por Kris Van Assche.


Diego Martín lució un esmoquin de Fay y mocasines con lazo plano.


¿Cuál os gusta más?

A continuación os dejo una lista con todos los ganadores de la 31º edición de los Goya.

Mejor dirección novel: Raúl Arévalo por Tarde para la ira.

Mejor dirección de fotografía: Óscar Faura por Un monstruo viene a verme.

Mejor cortometraje de ficción: Timecode.

Mejor maquillaje: Un monstruo viene a verme.

Mejor dirección artística: Un monstruo viene a verme.

Mejor película de animación: Psiconautas.

Mejor Corto de Animación: Decorado, de Alberto Vázquez.

Mejor Canción Original: Silvia Pérez Cruz por Cerca de tu casa.

Mejor actriz revelación : Anna Castillo por El olivo.

 Mejor película europea: Elle (Francia).

 Goya de Honor: Ana Belén.

Mejor música original: Fernando Velázquez por Un monstruo viene a verme.

Mejor sonido: Un monstruo viene a verme.

Mejor diseño de vestuario: Paola Torres, por 1898. Los últimos de Filipinas.

 Mejor cortometraje documental: Cabezas habladoras.

 Mejor actriz de reparto: Emma Suárez por La próxima piel.

Mejor Película Iberoamericana: El ciudadano ilustre (Argentina).

Mejor Guión Adaptado: El hombre de las mil caras, de Alberto Rodríguez.

  Mejor Montaje: Bernat Vilaplana y Jaume Martí por Un monstruo viene a verme.

Mejor guion original: David Pulido y Raúl Arévalo por Tarde para la ira.

Mejor Actor Protagonista: Roberto Álamo por Que Dios nos perdone.

Mejor dirección: Juan Antonio Bayona por Un monstruo viene a verme.

Mejor película: Tarde para la ira de Raúl Arévalo.


Besitos

B

Entradas populares de este blog

Sujetador lencero Stradivarius

Las prendas de encaje se lucen ya no solo como parte de la ropa interior sino del estilismo entero puesto a la vista. En concreto, los tops o sujetadores con puntilla que asomando por encima de cualquier camisa desabrochada hasta cierto punto o de un jerséi puede dar el toque sexy que siempre viene bien. Os dejo unos cuantos modelos de Stradivarius. Sobre todo se ven en color negro pero también existen otros como en granate que mantiene su misma función. De escote en pico, redondo, con cuerpo.

Aquí


Aquí


Aquí.


Aquí.


Aquí


Aquí


Aquí


Aquí

NYFW Dennis Basso Primavera Verano 2018

La elegancia es la seña de identidad de este desfile. El color champagne el protagonista en vestidos lecheros cubiertos con prendas de piel. Contrasta con los tonos fuerte como él púrpura en diseños ligeros con adornos como volantes, flecos, etc.  Las prendas tienen un movimiento que se acentúa con plisados, gasas o flecos. Los vestidos ajustados también aparecen en este desfile, en diseños bordados, con transparencias y motivos florales. Marcar la cintura también es otra de las tendencias favoritas de esta firma ya sea en vestidos o en pantalones rematados con finos lazos.


















Tops con lazada y escote corazón

Tengo unas cuantas entradas pendientes de enseñaros desde el verano. Si ya estamos en otoño, diréis. Sí, pero como el buen tiempo aún nos acompaña y como, por suerte, el verano llega todos los años, no quería dejar de compartirlas con vosotros por si os interesa para aprovechar estos días en los que poder podernos de tirantes aún es un regalo o para tenerlo guardado hasta la temporada estival que viene y así contar con algo para estrenar ya. O bien, para lucirlas debajo de chaquetas, cazadoras, etc. cuando refresque. En cualquier caso, en esta ocasión me dediqué a buscar este tipo de tops que, a mi parecer, siempre favorecen y quedan coquetos. Cortitos, de tirantes (o sin ellos) y con algún tipo de detalle en el escote, bien en forma de lazo, de cordones, botones... Espero que os guste la selección y que si no podéis encontrarlos ya al menos os sirvan de inspiración para localizar otros similares, para lucirlos ahora o para pensar combinaciones con las que llevarlos en invierno.
Top c…